EL ESPACIO HABITABLE

bruno-munari

EL ESPACIO HABITABLE

El problema surge del Centro de Estudios de la Elam de Meda, que encarga a dos de sus colaboradores, Lorenzo Forges Davanzati y Piero Ranzani, estudiar el stand de la Elam para la decimocuarta Trienal de Milán, en 1968. Los dos arquitectos, Forges y Ranzani, llaman a Bruno Munari para participar en el proyecto.

Definición del problema: se decide analizar la propuesta para ver qué se puede hacer en una situación semejante. Cada industria expone en su propio stand, su propia producción, pero junto a ella expone también algo que pueda dar prestigio a la empresa expositora. Exponer tan sólo los propios muebles y decoraciones resulta, pues, en este caso, trivial. Se analiza la situación del momento para ver si se puede encontrar algún problema social urgente que requiera una solución. El título de la decimocuarta Trienal es: el gran número. ¿Cuáles son los problemas del gran número relativos a la vivienda? El problema del espacio habitable que cada día es más caro y que actualmente se desperdicia, porque por una mal entendida tradición se sigue utilizando el mismo esquema decorativo, parece ser el problema real más acuciante.

Se decide pues reproponer el problema del stand en la Trienal exponiendo una propuesta de investigación sobre el Espacio Habitable, con un modelo de verdad, a ser posible habitado.

La propuesta es aceptada por la Elam y los tres proyectistas empiezan a estudiar el nuevo problema.

Definición del segundo problema que ha reemplazado al primero: ¿existe una ley que establezca el espacio mínimo por persona? ¿Para cuántas personas calculamos el proyecto? ¿Cuál es actualmente la situación normal? ¿Qué solución puede darnos el máximo aprovechamiento del mínimo espacio sin que el conjunto produzca una desagradable sensación de miseria? ¿Qué pasa en los barcos donde el espacio es limitado?

Se opta por hacer un modelo de estructura habitable para dos personas, ampliable posteriormente a otras situaciones familiares.

Elementos del problema: el mobiliario mínimo indispensable para dos personas, en el espacio mínimo admitido por la ley. Este mobiliario incluye los servicios higiénicos, los distintos contenedores, camas y sofás, y la cocina con sus servicios. Se excluye del proyecto cualquier otro elemento del tipo “decoración personal”, así como las paredes y el suelo. La iluminación general está incluida.

Recopilación de datos: el Decreto ministerial de 2 de abril de 1968 establece que cada habitante debe disponer de un espacio mínimo habitable correspondiente a 25 metros cuadrados, equivalentes, por ejemplo, a una habitación de cinco metros por cinco. Se elabora una documentación con todo lo que ha sido proyectado en el terreno de la decoración: muebles o servicios construidos para economizar el espacio y por tanto aumentar el área disponible. Se recogen informaciones de libros de arquitectura y de revistas de diseño. Se recogen datos sobre otras formas de habitar el espacio cerrado, en otros países, para ver si este problema es común a otros pueblos y cómo ha sido resuelto (si es que lo ha sido).

Análisis de datos: del material recogido se deduce que la reunión en bloques únicos de algunos servicios se ha practicado desde siempre: en las viejas casas campesinas, el horno, el depósito de la leña, la despensa, constituían un bloque empotrado en la pared; en algunos países de clima frío sobre estos bloques se hallaba la cama. En el sector de la fabricación de muebles la unión de la cómoda y el escritorio ha dado lugar a otro mueble denominado canterano. En el sector de la producción industrial el primer bloque de todos los servicios higiénicos fue estudiado por Richard Buckminster Fuller, fabricado en aluminio, en 1937. Últimamente las investigaciones de muchos fabricantes de muebles tienden a la llamada pared equipada, donde todos los contenedores se acumulan sobre una superficie lateral, en ocasiones incluida la cama. Un ejemplo nos lo ofrece la casa tradicional japonesa, la fabricada con madera, paja y papel, que desde hace más de setecientos años tiene paredes equipadas, ausencia de muebles, modulación del espacio, montaje por acoplamiento de los elementos constitutivos de la misma casa. Se hallan pues, ejemplos de acumulación de varios servicios, realizados en distintas materias y formas diversas, formando bloques. Pero nunca hasta ahora había sido afrontado el problema de ver si era posible combinar a la vez todos los servicios mínimos necesarios en el mínimo volumen.

Creatividad: el elemento psicológico del problema nos aconseja considerar la utilización de este espacio mínimo y la forma de los bloques de servicio. Debemos dejar al habitante lo bastante libre para intervenir con su personalidad para añadir los elementos que puedan caracterizar al conjunto. Por lo general, frente a estos problemas se tiende a proyectarlo todo, hata los mínimos detalles. Nosotros en cambio nos proponemos proyectar sólo lo indispensable, que en cualquier caso habría habido que comprar para amueblar y dejar amplia libertad de añadir e intervenir. Los bloques por tanto tendrán que ser neutros, no con colores ya establecidos, sino que deben poder revestirse, pintar de colores, incluso tapizar si se quiere. O bien dejarlos así, gris neutro tal como están.

Un caso que tenemos que tener presente, ampliamente estudiado por esa nueva ciencia que se llama prosémica, es la relación condicionante del espacio sobre el individuo. La prosémica nos enseña que vivir en un espacio muy reducido lleva a la neurosis; por consiguiente habrá que evitar cerrar este ya reducido espacio con paredes o mamparas, y encontrar otra forma de hacerlo funcionar dejándolo lo más abierto posible: la visión de todo el techo puede tal vez ser suficiente para no tener el sentido del espacio limitado. Sin embargo, de momento no vamos a considerar el espacio arquitectónico en el que podrán disponer los bloques que proyectemos. Estos bloques deberán ser proyectados sobre bases moduladas para permitir una variante máxima de adaptabilidad en el espacio habitable.

Experimentación: son experimentados algunos materiales para resolver algunas funciones menores, para hallar la forma más adecuada y más económica de algunos servicios. Se prueban rótulas y guías para los contenedores acumulables. Se prueban los materiales más idóneos para el sofá-cama. Los modelos de los bloques habitables son a escala real. También se harán cuatro modelos completos a escala uno/diez para demostrar algunas posibles variantes. Los bloques de los servicios son cuatro (módulos más pequeños para otras funciones), a saber: un bloque de 120 x 240 cm de base, por 240 de altura contiene la ducha y el WC (a un lado) y un lavabo con una puerta de 200 cm de altura. La zona ducha y WC está cerrada por un espejo corredero que hace de puerta. Sobre este bloque, cubierto con una plancha de metacrilato opalino, está instalada la iluminación general cuya intensidad es regulable mediante un reóstato.

Un bloque cocina comedor de la medida de 120 x 240 cm y 90 cm de altura. Contiene la cocina, el horno, la nevera, la lavadora, la vajilla, las provisiones. Del otro lado se extraen unos taburetes para sentarse a comer y dos contenedores deslizantes para los cubiertos y otras cosas necesarias en la mesa. Las planchas para calentar los alimentos se hallan al nivel de la mesa, cubiertas con una tapadera que cuando se levanta hace de pantalla frente a posibles salpicaduras sobre la mesa.

El bloque armarios y contenedores está compuesto por cuatro elementos iguales como cuatro armarios sin cierres, que no obstante permanecen cerrados porque uno cierra al otro al estar dispuestos como los armarios de algunas farmacias, que salen del bloque, de lado. Medidas 120 x 60 cm y altura 150 cm. La parte superior de los armarios resulta accesible y puede revestirse de moqueta adhesiva (cortada en cuatro trozos) y completada con cojines. Si la necesidad lo exige a causa de un mayor número de personas, los bloques son multiplicables y acoplables a zonas más espaciosas. Para otras necesidades los bloques pueden disponerse de manera que formen un ambiente cerrado, añadiendo pequeños paneles.

Un sofá-cama de dos plazas fácilmente transformable en doble diván, es el bloque reposo, con funciones de sala de estar. Algunos pequeños contenedores pueden hacer de bar, tocadiscos, portalibros y revistas.

Es evidente que en este servicio se ha dejado amplia libertad para añadir cualquier tipo de sillón u otra cosa para satisfacer las necesidades psicológicas de contacto con el propio pasado. La personalización del ambiente se realizará también a través de la elección de colores, tejidos, suelos y obras de arte personales.

Verificación: se propone equipar el modelo de forma funcional, instalarlo en un ambiente libre y hacérselo probar a dos jóvenes durante seis meses, después de lo cual se tomarán en consideración las eventuales modificaciones del modelo a partir de la experiencia práctica.

Los planos para la construcción de este modelo a escala natural son muy sencillos y para su eventual fabricación se realizarán los planos adecuados.

Solución: en un espacio de cincuenta metros cuadrados para dos personas, los cuatro bloques de los servicios principales ocupan un espacio de 12 m2, el espacio restante de 38 m2 está libre para que los habitantes lo usen como quieran. Los bloques son de diferente altura y el más alto no llega al techo del ambiente: queda todavía un espacio de sesenta centímetros de altura, lo suficiente para reflejar la iluminación indirecta. Los electrodomésticos han sido utilizados sin carrocería y por consiguiente a coste reducido, dentro de los bloques. Unas luces piloto, instaladas en la parte superior del gran bloque de los servicios, señalan, encendiéndose, si está funcionando algún electrodoméstico. Estos bloques pueden ser instalados en cualquier ambiente, pero caso de que haya que proyectar una construcción especial para darles cabida, deberá ser de espacios abiertos, divisibles por paredes aislantes, con una única conexión para la instalación de alimentación eléctrica, para la iluminación y para la instalación hidráulico-sanitaria. Se supone que la instalación de calefacción forme ya parte de los servicios de la residencia.

POST: JDQ2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s